Principal | Nuestra Empresa | Sucursales | Nuestros Productos | Servicios en Línea | Videos | Portal de Noticias | Preguntas Frecuentes | Contáctenos
Siguenos en:
Twitter Facebook YouTube rss
 
Diseño y actualización web : Crear Comunicación
Copyright © Ecuaquimica Todos los derechos reservados.
Guayaquil - Ecuador
PBX-Casa matriz : (593-4) 2 682 050 / 2 682 230
Artículos Técnicos: Información Agrícola | Veterinaria | Acuícola | Académica | Mascotas | Higiene Industrial y Doméstica
Foro de Veterinaria
Share |

Un espacio para capacitar a los agricultores y todo quienes conforman la cadena productiva, todos los meses proporcionaremos articulos técnicos, donde ustedes podrán opinar o preguntar, y nuestro técnico encargado en el área respondera sus inquietudes.

Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF)

Autor: MV Tomas Díaz y MV Lucas E. Cutaia
SYNTEX SA
www.syntexar.com
e-mail: tdiaz@syntexar.com


 

Producir leche nunca fue fácil, y en los últimos años tuvimos varios factores externos que ayudan a complicar las cosas. Las sequías reiteradas, primaveras explosivas y muy cortas, y el alto precio de los granos  han jugado una mala pasada para el estado corporal de nuestras vacas. La “base pastoril” en la mayoría de los tambos es de alrededor del 35%, en los mejores casos a veces no supera el 50%, por lo que la suplementacion con granos de alto costo y  la leche a precio controlado, complica aún mas el panorama. A raíz de esto, se han implementado dietas para mantener las producciones individuales, cosa que se ha logrado. Pero sin lugar a dudas todo esto repercute en la performance reproductiva de los rodeos. Cuando las vacas están en balance energético negativo, siguen produciendo leche, en menor cantidad, pero dejan de acumular reservas corporales y la actividad reproductiva queda relegada, entrando gran cantidad de animales en anestro nutricional. Esto suma un inconveniente más para preñar las vacas. La eficiencia en la detección de celos ha sido una de las limitantes más grande a nivel reproductivo de los últimos años. Se han implementado muchos métodos para ayudar a mejorarla. La utilización de sistemas de IATF, nos permite eliminar esta limitante, e inseminar el 100% de las vacas que queremos preñar en un momento predeterminado. Es imprescindible que conozcamos los números de nuestros tambos. Sabiendo donde estamos parados, podremos tomar decisiones que mejoren nuestra performance productiva y reproductiva.

Vamos a lo Básico: Hoy en día hay muchos programas de computación que sirven de apoyo para evaluar nuestros índices reproductivos. Hay tres parámetros básicos que nos sirven de indicadores:

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Tasa de Detección Celo (TDC): N° de Vacas Inseminadas/N° Vacas a Inseminar
Tasa de Concepción (TC): N° Vacas Preñadas/N° Vacas Inseminadas
Tasa de Preñez (TP): Tasa de Celo x Tasa de Concepción

La base de datos reproductivos del país mas difundida, es la Del Club de usuarios del Dairy Comp, que se viene publicando hace varios años, los promedios que esta base maneja son un reflejo de cómo esta la situación de la reproducción en nuestros rodeos. Los últimos datos fueron publicados en el año 2007, estos pueden verse en el Gráfico 1. Cada uno de nosotros sabrá en que situación esta nuestro tambo, pero estos datos demuestran una realidad y que todavía queda mucho para hacer.

 

Gráfico 1. Tasa de Celo, Concepción y Preñez, Base de Datos Dairy Comp, 2007.

Que Herramientas Tenemos?

Actualmente contamos con muchas herramientas para manejar el ciclo estral de las vacas. En el campo de las hormonas disponemos prostaglandinas, GnRH (Gonasyn), dispositivos intravaginales (DIB, DIB 0,5) con progesterona, estrógenos, eCG (Novormon), etc. Todas estas nos permiten “manipular” hormonalmente a las vacas he inducirlas a ovular para poder inseminarlas en un memento determinado y conocido. Con estas herramientas podemos realizar diferentes protocolos, algunos que incluyen detección de celos, y otros en los cuales podemos hacer inseminación a tiempo fijo (IATF), es decir eliminado uno de los mayores inconvenientes, que es la detección de celos. Los mas difundidos en los últimos años, son los que utilizan prostaglandinas cada14 días o las que combinan prostaglandinas con GnRH. Inyectando prostaglandinas cada 14 días, y haciendo detección de celo, veremos que la mayoría de las vacas se alzan entre 24 a 72 hs, post aplicación, y dependiendo de la eficiencia de detección de celo y el estado de ciclicidad del rodeo, generalmente se obtiene un promedio de 70-80% de detección de celo luego de las dos prostaglandinas. Las tasas de concepción no cambian, por lo que obtendríamos por ejemplo con una TC del 33%, una TP del 25%.

Ejemplo:

TDC 75% X TC 33% = TP 25%
Otro protocolo que fue muy utilizado en algún momento es el Ovsynch, este se puede hacer con celo detectado o a tiempo fijo según la elección. Y los datos de TP rara vez superen el 30% a tiempo fijo. El uso de PGF si o si requiere que las vacas estén ciclando, en los animales que estén en anestro no obtendremos ningún efecto y con el uso de la GnRH se obtiene una respuesta menor en esta categoría que en vacas cíclicas.

Entonces, cual sería el manejo mas indicado para estos animales ?

Independientemente de un buen manejo nutricional de los rodeos, una de las opciones que tenemos disponibles en la actualidad, para “mover” las vacas y sacarlas del anestro es el uso de progestagenos, el uso de protocolos con esta hormona nos permite realizar IATF con muy buenos resultados, ya que es la única hormona que tiene acción para revertir el estado de anestro en las vacas. El uso de Progesterona combinada con Estradiol sincroniza la emergencia de una nueva onda folicular y desarrolla un folículo maduro en condiciones de ovular, fertilizarse (en presencia de espermatozoides) y desarrollar una preñez en un buen porcentaje de animales. Indudablemente este un proceso que va a acortar el intervalo parto concepción, y por ende mejorar todos los parámetros reproductivos.

Esto es debido principalmente a dos causas, por un lado acortar el periodo de anestro y por otro, al evitar la detección de celo, un mayor número de animales son inseminados mas temprano. Los datos de TP, que hay reportados en trabajos con IATF utilizando progestagenos, llegan en algunos casos hasta un 45%, sin embargo puede considerarse como un buen resultado a un 35 % de preñez en vacas inseminadas, inmediatamente finalizado el periodo de espera voluntaria. Cabe recordar que en el caso de la IATF la TC es igual a la TP debido a que en estos protocolos, la TDC se considera que es del 100%, ya que no se detecta celo, pero inseminamos el 100% de las vacas tratadas. Vamos a un ejemplo: con una TC del 35%, nos dará una TP del 35% (TDC 100% X TC 35% = TP 35%).

Obviamente que la respuesta a estos tratamientos será variable según el estado en que se encuentren nuestras vacas, en animales con mal estado corporal pero balance energético positivo tendremos muy buenos resultados, pero si la vacas además de estar en pobre condición, su balance energético es negativo, los resultados serán mas pobres. De cualquier manera, en el peor de los casos, si los resultados rondan el 15-25% de TP, con el uso de los progestagenos, será por que las vacas están en una muy mala condición, o sea que en esos porcentajes nunca serían logrados con prostaglandina. Los resultados promedios de protocolos con progestagenos, tienden a mejorar las TP promedio del rodeo. Por ejemplo si tenemos una TP del 17%, en nuestro tambo, y hacemos una IATF que nos da por resultado un 35 % de TP, nos mejorara significativamente la TP acumulada final.

Cuanto nos cuesta preñar una vaca:

Para determinar el costo de una preñez, deberíamos saber cuanto nos cuesta el día de vaca abierta en nuestro rodeo (difícil, no?). Hay varias maneras de calcularlo, teniendo en cuenta muchas variables: tasa de rechazos, porcentaje de reposición, costo de la reposición, etc. La mayoría de los expertos coinciden que el día de vaca abierta ronda entre los $10 y $25. Pero la pregunta más fácil es: Que valor tiene una vaca en lactancia vacía? Y una vaca en lactancia preñada? Obviamente que el valor final estará determinado por el merito genético del animal, pero al igual calidad genética, nos quedamos con la preñada. Una vaca preñada, nos permite mantener nuestro rodeo y manejar distintas opciones con nuestra reposición, vendemos vaquillonas o agrandamos el rodeo. O sea que cualquiera sea el precio que nos cueste preñar nuestras vacas, se paga solo, por el hecho de cambiar al animal de categoría, y no convertirla en una vaca de rechazo.

Análisis de Costos de la implementación de un Programa de IATF

Como alternativa de manejo para evitar o disminuir la detección de celos y acortar el intervalo parto-parto se han desarrollado protocolos de Inseminación artificial a Tiempo Fijo (IATF), utilizando diferentes fármacos, tales como, DIB (Dispositivo Intravaginal con Progesterona), Ciclase (Prostaglandina), Novormón (eCG) y Gonasyn (GnRH). Mediante el uso de la IATF se elimina la variable detección de celos por lo tanto la tasa de preñez resulta igual a la tasa de concepción. Una segunda opción a los Programas de IATF es realizar una resincronización de celos para realizar una segunda IATF.

Durante el último año hemos realizado algunas experiencias con el objetivo de comparar la cantidad de preñeces obtenidas por unidad de tiempo, utilizando un programa de inseminación artificial convencional (a celo detectado) y varios programas que combinan la inseminación artificial a tiempo fijo con sus diferentes variables, y la subsiguiente detección de celos.
A continuación realizaremos un breve análisis comparativo entre el uso de la detección de celos convencional y la implementación de diferentes programas reproductivos, evaluando la tasa preñez acumulada que se logra en alrededor de 300 días en leche y el correspondiente intervalo parto concepción de cada sistema. Los gráficos que se presentarán a continuación son el producto de una planilla de cálculo desarrollada por nuestro equipo de trabajo, esta tiene por objetivo ser una herramienta para los profesionales responsables del manejo reproductivo de rodeos lecheros.

Esta planilla de cálculo fue diseñada para evaluar y calcular los índices reproductivos más relevantes en 10 sistemas de manejo reproductivos diferentes. Mediante el uso de esta planilla es posible estimar el intervalo parto concepción, intervalo parto-parto, tasa de preñez acumulada a 300 días en leche, tasa de preñez por ciclo, costo de una preñez y rentabilidad de cada sistema implementado. Por cuestión de espacio indicaremos a continuación solo algunas de las variables involucradas para el cálculo y realizaremos un análisis del IPC.

En esta oportunidad no se realizará el análisis de costo y rentabilidad de cada sistema. La planilla de cálculo completa puede ser solicitada a la siguiente dirección de correo electrónico tdiaz@syntexar.com. En la Tabla 1 se presentan las variables cargadas para el cálculo, debe tenerse en cuenta, que estas variables pueden ser modificadas en la planilla original. De igual forma pueden ser cargadas todas la variables correspondientes a los cálculos de costos y rentabilidad

Tabla 1: Variables evaluadas.

Cantidad de Animales a entrar a servicio

100

Tasa de Detección de celos (Natural)

45,0%

Tasa de Detección de celos (PGF)

65,0%

Tasa de Concepción a la IACD

35,0%

Tasa de Preñez a la IATF (DIB)

40,0%

Tasa de Preñez a la IATF (Ovsynch)

30,0%

Tasa de Preñez a la Resincro

35,0%

PEV (Días)

50

Objetivo de IPC Promedio

110

 

En el Gráfico 2 pueden verse graficadas las curvas de preñez acumulada para cada uno de los cuatro sistemas que compararemos en este artículo. A continuación describiremos cada uno de ellos:

Sistema DC: este sistema solo realiza detección de celos a toda vacas liberada a servicio luego de finalizado el periodo de espera voluntario (PEV)

Sistema PGF + DC: en este sistema se realiza la aplicación de dos dosis de PGF con un intervalo de 14 días luego de finalizado el PEV y luego se continúa con DC convencional sin el uso de hormonales.

Sistema DIB 0,5 + DC: en este caso se realiza un programa de IATF utilizando un DIB 0,5 (0,5 g P4) y luego se continúa con DC convencional. Cabe aclarar que en el caso de DIB 0,5 solo se puede realizar una IATF y no permite la realización de una resincronización de celos.

Sistema DIB + resinc. + DC: en este sistema se realiza una IATF utilizando un DIB (1,0 g de P4), seguida de una segunda IATF reutilizando el mismo dispositivo a las vacas vacías a primo inseminación. Cabe aclara que para la implementación de este programa es necesaria la utilización de un equipo de ultrasonografía para realizar el diagnóstico de preñez. Luego de la segunda IATF se continúa como en los otros sistemas anteriores con una DC.

En el Gráfico 2 puede observarse claramente una diferencia marcada para cada uno de los sistemas, siendo el Sistema DIB + resincronización + DC el que logra preñar las vacas con mayor velocidad respecto a los otros 4 sistemas evaluados. También puede observarse que el sistema de detección de celos convencional en el que tiene una menor eficiencia en cuanto al tiempo para preñar las vacas. El sistema que realiza una única IATF seguida de detección de celos (DIB + DC) puede ser también una alternativa de menor costo y mas simple de utilizar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gráfico 4: Curvas de preñez acumuladas para cada uno de los sistemas evaluados.

En la Tabla 2 se indican los Intervalos parto-concepción resultantes para cada sistema, y esto es coincidente con lo anterior ya que el grupo DIB + resincronización + DC resulta en un IPC menor que los otros grupos de tratamiento seguido por el Grupo DIB + DC.

Tabla 2: Intervalo Parto Concepción para cada uno de los sistemas evaluados.

 

IPC

 

a 300 DEL

Sistema DC

141

Sistema PGF + DC

131

Sistema Ovsynch + DC

134

Sistema DIB 0,5 + DC

117

Sistema DIB 1,0 g+ Res. +DC

107

 

La elección de uno u otro de los sistemas que se presentan en está gráfica dependerá de cada establecimiento en particular. Esto debería ser seguido muy de cerca por el profesional responsable, ya que pueden realizarse modificaciones sobre el correr del programa. No existe una receta única y mágica para mejorar la eficiencia reproductiva.

El objetivo del productor lechero y el profesional a cargo debería ser el de utilizar toda la biotecnología disponible para hacer al sistema lo mas rentable y eficiente posible. Si tenemos en cuenta, que con esos costos, nosotros reducimos los Días de Abierta, bajamos el intervalo Parto-Concepción, preñamos mas vacas, mejoramos la TP, etc., nos damos cuenta que el costo-beneficio de estos protocolos es muy beneficioso.

Conclusión:

La situación actual, nos obliga a ser sumamente eficientes para que nuestros tambos sean económicamente productivos. El mercado nos ofrece muchas herramientas tecnológicas para mejorar nuestra performance. En el campo de la reproducción, los veterinarios tienen a su alcance una amplia gama de productos hormonales comerciales, que ayudan a controlar el ciclo estral de las vacas, aun cuando estas se encuentren en anestro, obviamente esto nos permite mejorar nuestros parámetros reproductivos.

Pero también es necesario que conozcamos nuestros índices (TDC, TC, etc.), ya que esto nos ayudara saber que protocolos nos conviene usar en cada caso. Por ejemplo: si nosotros tenemos buena TDC y una buena TC, nuestra TP será aceptable, pero en el caso que nosotros tengamos una mala TDC, ya sea por anestro o por causas de manejo, la implementación de una IATF, nos mejorara los resultados. Al implementar este tipo de protocolos es factible reducir el tiempo (horas hombre) destinado a las tarea de detección de celos. Otra ventaja es que se acorta el intervalo-primer servicio, ya que las vacas entran al programa inmediatamente después del periodo de espera voluntario. La IATF es una interesante alternativa cuando la detección de celos es un problema serio de manejo.


+ Más Artículos
Unidad de Reproducción

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Artículo técnico: Inseminación Artificial a Tiempo Fijo (IATF), una herramienta para mejorar eficiencia reproductiva de las vacas en producción
Mes: Enero